Inicio | Contacto
Página dirigida a Agencias de Viajes

Ruta de San Pablo

Inicio » Anatolia Cristiana » Ruta de San Pablo

San Pablo realizó un total de 4 viajes, tres misionarios y uno en cautividad de Jerusalen a Roma donde fue acusado y decapitado. La mayoría de las tierras visitadas por San Pablo durante sus peregrinaciones se encuentran en Anatolia. Las razones que motivaron a San Pablo a realizar estos viajes fueron la de convertir a las gentes al cristianismo y la predicación de su religión. En estos viajes hay tres lugares importantes a destacar:
 
- Yalvac (Antioquia de Psidia), lugar donde dejó de convertir a los seguidores de la religión judía para dedicarse a convertir a las gentes idólatras de Anatolia.
 
- Efeso, lugar donde San Pablo residió más tiempo (2 años), fue aquí donde encontró más resistencia por parte de los idólatras siendo expulsado de la ciudad.
 
- Mileto, aquí es donde San Pablo pronuncia su discurso de despedida a los éfesos.
 
No hay que olvidar que además de sus viajes, San Pablo enviaba cartas a las diferentes comunidades cristianas en Anatolia, podemos destacar por su importancia las Cartas a los gálatas y a los éfesos. Se considera que San Pablo es el personaje más importante en la expansion de la religión cristiana.
 
Por todas estas razones se considera de mucha importancia, sobre todo para grupos religiosos, la visita a los lugares que recorrió en sus peregrinaciones. No podemos olvidar que el total de kilometros recorridos por San Pablo en Turquía llego a ser de 1.500, por lo que ante la imposibilidad material de realizarlos, separamos las rutas en varios programas, destacando los lugares de mayor interés e importancia como Pérgamo, Efeso, Mileto y Troya.
 

SUCESOS HISTÓRICOS QUE INFLUYERON EN EL DESARROLLO DEL  CRISTIANISMO EN ASIA MENOR
1.  300 años antes del nacimiento de Jesucristo,  Alejandro Magno introdujo en Asia Menor la lengua Griega , la lengua franca del mundo conocido.
2.  Los Romanos llevaron a Anatolia la Pax Romana y desarrollaron una importante red de calzadas.
3.  Estas calzadas, construidas por las Legiones romanas, sirvieron también para difundir el mensaje de Cristo a lugares muy distantes.
 
*  ASIA MENOR = ANATOLIA /  La tierra del sol naciente – Este
 
Tras la muerte de Jesús,  Éfeso  llegó a ser  el centro de las actividades  misioneras  de Pablo y Juan.
 
ÉFESO   :
1.  Capital de la Provincia Romana de Asia Menor
2.  Población de 250,000 habitantes
3.  La Jerusalén o La Meca de aquellos tiempos.
 
4.  El Templo de Artemisa, una de las 7 maravillas de la Antigüedad.
Cuando Pablo o  Juan llegaron a Éfeso, las gentes de Anatolia llevaban adorando a la Diosa Madre desde hacía 7000 años. Éfeso era una especie de centro de peregrinación, donde cada primavera se celebraba un Festival en honor a Artemisa. Mucha gente, incluso  de otros lugares de fuera de  Asia Menor, acudían a visitar el Templo, y durante esta peregrinación celebraban  fiestas y rituales en nombre de Artemisa.    
 
5. COMERCIO, la cuestión principal. Éfeso era, fundamentalmente, una  ciudad con un poderoso nivel comercial.  La primera parada para los barcos mercantes  que navegaban desde Grecia hacia el este. Otro factor importante para el desarrollo del comercio fue El Camino Real Persa, una antigua calzada construida por el rey persa Darío I en el siglo V a. C. Darío construyó el camino para facilitar una comunicación rápida a través de su extenso imperio. Los mensajeros podían viajar 2.699 km en siete días.   Este Camino Real se extendía desde Persépolis hasta Éfeso. 
 
6. Éfeso se fundó en unas tierras muy fértiles,  en  la desembocadura del río Caístro, cuyo meandro contribuyó a la riqueza de sus tierras.
7. Un importante centro en  el nacimiento y desarrollo del pensamiento filosófico occidental. 
8. Un enclave intelectual, que contaba con una de las tres bibliotecas más grandes del Mundo Antiguo, la Biblioteca de Celso. Las otras dos eran la Biblioteca de Alejandría y la Biblioteca de Pérgamo.
 
No fue una coincidencia que Juan o Pablo eligieran Éfeso como centro para sus misiones.
 
SAN PABLO   :
 Era hijo de una prominente familia judia de Tarso (Turquía). Tarso era una de las ciudades más importantes en el ámbito intelectual en la época greco-romana junto con Atenas,  Alejandrópolis y Roma.  Pablo era ciudadano romano y llevaba su certificado de ciudadanía en sus viajes, lo que le proporcionaba bastante comodidad. Fue educado en Tarso y en Jerusalén bajo el cuidado de los mejores maestros de su tiempo. En Jerusalén estudió con el erudito rabino  Gamaliel.
 
No es tampoco una coincidencia que entre los  12 Apóstoles fuera Pablo, que conocía a la gente de Anatolia, las lenguas de Anatolia y a Anatolia en sí misma, quien asumiera la misión de difundir el mensaje de Jesús a las gentes de estas tierras.
 
 Pablo hablaba griego, hebreo y latín y puesto que había nacido en Asia Menor, es muy probable que hablara también alguna de las lenguas locales de Anatolia. Él conocía muy bien el bagaje cultural y religioso de los habitantes de Asia Menor.  A diferencia de Tierra Santa, donde la tradición del  Antiguo Testamento de adorar a un único Dios estaba profundamente enraizada,  Asia Menor era una tierra donde muchos dioses y diosas paganos eran adorados desde hacía cientos de años.
 
El Monoteísmo no era algo inusual  en Jerusalén y sus alrededores. Sin embargo, era muy difícil difundir una religión monoteísta en el mundo pagano de la Anatolia de aquellos tiempos. Y era muy natural que el portador de esta misión fuera San Pablo que era natural de Anatolia. Uno de los principales retos de Pablo fue el culto a la Diosa Madre, profundamente enraizado en Asia Menor. Este culto era uno de los más antiguos de la zona y su templo más importante estaba en Éfeso, ciudad en la que Pablo predicó durante dos años y medio.
 
Pablo viajó por Asia Menor 3 veces, enfrentándose con numerosos peligros: piratas, ladrones, animales salvajes, escarpadas cordilleras en los Montes Tauro, incluso fue apaleado en diferentes ocasiones. Sin embargo,  a pesar de haber sido apaleado y expulsado de aquellas ciudades por sus furiosos habitantes,  él siguió regresando a estos lugares para controlar a las primeras congregaciones cristianas.
 
Pablo debía de caminar unos 20 o 30 Km. cada día a pie o intentando encontrar, no sin esfuerzo, caballos, burros o incluso carros. En cada ciudad debía esperar a poder viajar con algún grupo que siguiera su mismo camino, ya que viajar solo debía ser bastante peligroso en aquellos tiempos.
  
 
PRIMER VIAJE 
( Ver mapa en Galeria)
PERGE   :
Perge era una de las ciudades romanas más importantes de la costa mediterránea de Asia Menor. Una ciudad comparable a Éfeso en términos de poder y sofisticación. Esta ciudad fue el primer lugar de Asia Menor en el que Pablo puso el pie, junto a Bernabé y Marcos (el Evangelista). Desde Perge, Marcos regresó a Jerusalén, probablemente debido a cierta disputa entre ellos.
 
 No se sabe si Pablo predicó en Perge o no. Pero sí se supone que Pablo contrajo una enfermedad (posiblemente malaria) en la pantanosa zona de Perge.
 
 ANTIOQUIA DE PISIDIA (YALVAÇ)   :
 La ciudad de Antıoquía era una de las mayores metrópolis de la Provincia Romana de Asia Menor. La ciudad poseía  una población considerable y tenía una  importante colonia judia. Pablo dio su primer  sermón conocido en la Sinagoga de Antioquía un día de sabbat.  Les habló sobre el Perdón de los Pecados que llegaría a través de Jesús. Fue invitado a hablar en la Sinagoga, y a raiz de esto fueron expulsados de la ciudad y perseguidos por el camino hasta la ciudad de Iconium (Konia). Desde aquí, Pablo visitó Lystra y Derbe de las que, hoy en día,  no queda sino un pequeño montículo.  El Primer Viaje de Pablo cubrió un área   muy limitada en el sudeste de Asia Menor

 
 SEGUNDO VIAJE  ( Acompañado por Silas y Timoteo )
 ( Ver mapa en Galeria)
 
En su segundo viaje, siguiendo la ruta de Derbe, Lystra, Iconium (actual Konia) Antioquía de Pisidia, y Alejandría Troas o Tróade, Pablo llegó a Grecia.  A su regreso de Grecia, visitó Éfeso y después volvió a Antioquía. 
 
El propósito principal de este segundo viaje debió ser el deseo de llegar a Éfeso para predicar. Sin embargo, cuando estaban en las planicies de Bitinia, Pablo oyó la LLamada de Macedonia y él desvió su camino hacia Alejandría Troas donde tomó un barco que le llevó a Macedonia (no llegó a predicar en Troas en esta ocasión, sino que lo hizo en su tercer viaje).
 
A su regreso visitó por fin Éfeso. Antes de volver a las tierras santas de Jerusalén, dejó a Pricila y Aquila a cargo de la congregación cristiana en Éfeso y prometió volver. Después partió para Tierra Santa.
 
 
TERCER VIAJE
  ( Ver mapa en Galeria )

El tercer viaje de Pablo fue, sin duda, complejo, y debido a diferentes razones enmarcó su misión más difícil. Esta etapa incluyó la experiencia de una fuerte oposición por parte de la población autóctona, además de verse jalonada por las crisis que sacudieron las comunidades de Galacia y de Corinto y que motivaron la intervención de Pablo y de sus compañeros, a través de sendas epístolas suyas y de visitas personales. Sin embargo, fue una de las misiones más fecundas. Tradicionalmente esta etapa se data de los años 54 a 57. En esa etapa de su vida, Pablo escribió buena parte de su obra epistolar.

Desde Antioquía, Pablo pasó por el norte de Galacia y Frigia «para confirmar a todos los discípulos» que había allí y siguió hasta Éfeso, capital de Asia Menor, donde fijó su nueva sede de misión, y desde donde evangelizó toda el área de influencia acompañado por el equipo que dirigía. Se considera segura la estadía de Pablo en Éfeso durante 2 o 3 años

También en esta etapa llegaron a oídos de Pablo noticias sobre graves problemas surgidos en la Iglesia de Corinto. Pablo llegó a Corinto, en la que probablemente sería su tercera visita a aquella ciudad. Permaneció tres meses en Acaya.  Entre tanto, Pablo venía pensando en regresar a Jerusalén. Cuando ya había decidido embarcarse en Corinto con rumbo a Siria, algunos judíos tramaron contra él una conjura y Pablo resolvió regresar por tierra, a través de Macedonia. Acompañado por algunos discípulos, Pablo se embarcó en Filipos hacia Tróade (o Troas) pasando luego por Asoss y Mitilene. Bordeando la costa de Asia Menor, navegó desde la isla de Quíos a la isla de Samos y luego a Mileto, donde pronunció un importante discurso a los ancianos de la Iglesia de Éfeso convocados allí. Después se dirigió  a Jerusalén.
 
CONCILIOS ECUMÉNICOS
1.   Nicea I    325 d.C.  (Formuló la primera parte del Símbolo de fe, conocido como el Credo Niceno, definiendo la divinidad del Hijo de Dios, y se fijaron las fechas para celebrar la Pascua. )
2.   Constantinopla I     381 d.C.  (Formuló la segunda parte del Símbolo de Fe, conocido como el Credo Niceno Constantinopolitano, definiendo la divinidad del Espíritu Santo. Se condenó a los seguidores de Macedonio I de Constantinopla, por negar la divinidad del Espíritu Santo.)
3.   Éfeso    431 d.C.  (Proclamó a Jesucristo como la Palabra de Dios Encarnada y a María como la Madre de Dios. Se condenó al obispo de Constantinopla Nestorio, y se renovó la condena de Pelagio y sus seguidores. )
4.   Calcedonia    451 d.C.  (Proclamó a Jesucristo como totalmente divino y totalmente humano, dos naturalezas en una persona. )
5.   Constantinopla  II     553 d.C.  (Confirmó las doctrinas de la Santa Trinidad y la persona de Jesucristo. Se condenaron los errores de Orígenes y varios escritos de Teodoreto; del obispo de Mopsuestia Teodoro, y del obispo de Edesa Ibas. )
6.   Constantinopla III     681 d.C. (Definió dos voluntades en Cristo: divina y humana, como dos principios operativos. Se condenó el Monotelismo.)
7.   Nicea  II   787 d.C.  (Afirmó el uso de iconos como genuina expresión de la fe cristiana, regulándose la veneración de las imágenes sagradas. )
 
 

© 2014 Topaz Tourism Travel S.A.
Site Creation by Medialine Creative Works